«Saber» y Saber

18.

«Saber» y Saber. Ante la perspectiva de la promesa incumplida, ¿qué queda? Seguimos preguntándonos si existe alguna propuesta en Nietzsche. Lo hemos leído por otros lados, otros autores, en los prefacios a sus obras por parte de otros autores, en artículos que revisan su obra, en los resúmenes y sinopsis de sus libros, pero hasta el momento no hemos encontrado con claridad qué propone. Se habla de una afirmación rotunda e incondicional de la vida, más allá del nihilismo, una creación y producción a partir de la destrucción de ídolos. Que el nihilismo es sólo una transición, que debe superarse, que Schopenhauer se quedó en el pesimismo. ¿Hacia dónde apuntan todos estos señalamientos? Señalamientos que no indican hacia ningún lugar en específico. Se trata de esa «confusión» que nos queda cuando terminamos de leer cualquiera de sus textos que hemos revisado hasta la fecha. «Ir más allá del nihilismo radical» aunque no sepamos qué se producirá de eso. Sí, hemos leído algo acerca del Übermensch, de la transvaloración de todos los valores, de la crítica radical de la moral cristiana, de Zaratustra, de la transformación del camello en león y de este en niño. ¿Qué significa todo esto? ¿Es ahí el momento de la creación? ¿Cuáles son las posibilidades para nosotros? Hace un par de años «sabíamos» todo esto, pero no lo sabíamos aún. Y no se nos aclaró a través de otros autores, sino a través de la lectura y relectura de los textos, y de la escritura sobre ellos. — ¿Pero entonces ya «sabías» de qué trataban? — Sí, pero no lo sabía aún. — ¿Cuál es la diferencia entonces entre «saber» y saber? — Las comillas del primero y las cursivas sin comillas del segundo.

LENA HADES. “Schreibe mit blut…” (escribe con sangre…), 1996. Óleo sobre lienzo, 80 x 100 cm.

“De todo lo escrito yo amo sólo aquello que alguien escribe con su sangre. Escribe tú con sangre: y te darás cuenta de que la sangre es espíritu”. (Así habló Zaratustra, parte I: “Del leer y el escribir”).

Para más imágenes del trabajo de Lena Hades sobre Así habló Zaratustra, dar click aquí.

Para una presentación de estos fragmentos, ver nuestra entrada Pre-textos a Zaratustra o dar click aquí.

A paso de lobo

14.

A paso de lobo. Nihilista despreciador de vida y predicador de muerte y desesperanza: que no exista la verdad no quiere decir que la vida sea mentira — ¿Qué es la vida? ¡Ni siquiera los biólogos han logrado responder! —. Sí, ten cuidado con lo que nos dices. Te descubrimos a tiempo, te veíamos acercándote, acechando, silencioso, querías brincar sobre nosotros y verter tus pesados pensamientos en nuestros oídos: la vida es dolor y tormento, existir es padecer y nada más, para morir hemos nacido. Para ti no hay mejor ni mayor sabiduría que la de Sileno: «lo mejor habría sido no haber nacido, pero una vez que se ha nacido, lo mejor es morirse pronto». No, esta vez no nos tomaste por sorpresa —¿Ves? Todo es mentira, nada vale la pena, desprecia este mundo y la existencia absurda que en él habita —. «¡Cómo! ¿Tú vives todavía, Zaratustra? ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Con qué? ¿Hacia dónde? ¿Dónde? ¿Cómo? ¿No es tontería vivir todavía?».

A paso de lobo.
Lobo acechando sobre la nieve (Foto: Chris Muiden, licencia CC BY-SA 3.0).

Para una presentación de estos fragmentos, ver nuestra entrada Pre-textos a Zaratustra o dar click aquí.