Metáforas para vivir

13.

Metáforas para vivir. La verdad se plantea como algo inexistente y sólo contamos con la metáfora como su engaño. Entonces, cuando Nietzsche califica el intelecto del hombre como el punto culminante del arte de fingir, ¿cómo puede elaborarse una crítica del intelecto a partir del intelecto mismo? ¿Cómo puede denunciarse la imposibilidad de la verdad, diciendo que sólo hay metáforas de las cosas, recurriendo a las metáforas mismas? Nos preguntamos sobre esta imposibilidad a partir del instrumento mismo al que le es imposible decirlo: el lenguaje. ¿Existe otro? Ante tal imposibilidad, habrá que optar por la metáfora que uno pueda asumir como verdad, es decir, optar por la mentira con o por la que uno quiera vivir. Si Dios habló y dijo lo que sea que haya dicho, entonces su creación es una metáfora. Luego el hombre mismo es una metáfora, que es lo mismo a decir que es una mentira o un engaño. ¿Pero cómo es posible decir y enunciar esto si ni siquiera tenemos un referente de la verdad? ¿Cómo surgió o se abrió su posibilidad? ¿Si existe la imposibilidad de la verdad, cómo hablar de un arte de fingir, de mentir, cómo se hace esa diferencia o contraste con algo que no sabemos ni de qué trata? Podemos decir ahora que eso de «la verdad» no es más que una mera suposición o invento, así como Dios, y que unos seguirán creyendo que existe mientras otros renuncian a ella o a él, debido a que no hay «pruebas» de su existencia. La verdad es su-puesta en escritura. Entonces existe la posibilidad siempre de decir otra cosa, de otra manera, desde otra perspectiva. Esa imposibilidad, a su vez, abre posibilidades. Si «la verdad» es un mero supuesto, puede que se trate entonces de una metáfora que enuncia como verdad la mentira del filósofo, pero es mentira. Una verdad se enuncia ahí, la de Nietzsche. ¿Seremos capaces de crear, creer y enunciar nuestra verdad, a pesar de saber que es una mentira? Por lo que entendemos tiene que ser así, si es que no queremos vivir por siempre decepcionados: necesitamos inventarnos nuestras mentiras o ficciones útiles para vivir.

Distrito 9 de Neill B.
Distrito 9

Distrito 9 – ¿metáfora bien, mal, o más o menos lograda? Un buen pretexto para volver a ver este trabajo bajo la dirección de Neill Blomkamp.

Para una presentación de estos fragmentos, ver nuestra entrada Pre-textos a Zaratustra o dar click aquí.

El viajero y su sombra

12.

El viajero y su sombra. Este título me parecía enigmático y atrayente, despertando así mi curiosidad. La figura del caminante, viajero, aventurero, wanderer, vagabundo, errante, que va a ninguna parte puesto que no hay meta final, me ha seducido desde siempre. Y justo así imaginé este texto, sin embargo, el desencuentro no se hizo esperar. Pero no tanto por el texto, sino por la expectativa que ya traía por el «último» Nietzsche. ¡Qué importa qué texto era y a qué se refería ese último Nietzsche!

Johnny Cash (1932 – 2003)

¡Tremendo! ¡Brutal! Reestrenaron el video Hurt de Johnny Cash en definición 4K. Es increíble tan sólo ya desde FHD. Quizá algunos lo conozcan precisamente por este cover del original de Nine Inch Nails. Bueno, pero esto no es lo que queríamos señalar en relación con el fragmento anterior, pero tampoco podíamos dejarlo pasar. Johnny Cash viene al caso por el tema del caminante, o mejor dicho del errante. Sus covers y colaboraciones son espléndidas, y precisamente a una de estas nos referimos. Con U2, en Zooropa, canta The Wanderer (a propósito de esta banda, también les hizo un cover de One). Indispensables, sin duda, para un gran número de listas de reproducción.

Para una presentación de estos fragmentos, ver nuestra entrada Pre-textos a Zaratustra o dar click aquí.

¿Pasión por la vida o la muerte?

11.

¿Pasión por la vida o la muerte? Un colega asegura que los montañistas y escaladores llevan a cabo una «sublimación» de cierto impulso suicida — seguramente se refería a la pulsión de muerte freudiana, ya que se le da muy bien eso de andar interpretando todo desde su marco psicoanalítico —. Si acaso tiene «razón», me deja pensando lo siguiente: qué es arriesgar la vida y qué es eso de la transvaloración en Nietzsche. Sentí una especie de censura sobre aquellos personajes que tanto admiré — y aún admiro —, y por lo tanto sobre mí, pues desde ese punto de vista, nos arriesgamos «demasiado» y por «nada»: inconscientemente queremos morir. Este colega fue una de varias personas que censuraban mi práctica en la montaña o montado en bicicleta, muchas veces en soledad. Este «colega» mencionó algo sobre el arriesgarse, pero en el peligro cercano, no en jugarse la vida, como si existiese una forma correcta de leer la propuesta nietzscheana — porque además de psicoanalista, se dice lector de Nietzsche desde la adolescencia —, de entenderla y decir que era eso lo que quería decir y no otra cosa. Siendo así, entonces, ese arriesgarse a lo extraño y desconocido para mí, y no vencerme, ese continuar y seguir adelante a pesar de todo y por «nada», es algo «incorrecto» ante los oídos y ojos de este colega, estudioso y lector del filólogo alemán y del psicoanálisis. ¿Nietzsche es conservador entonces? ¿Arriesgarse, pero no del todo? ¿Arriesgar la vida es no morir (Anne Dufourmantelle)? ¿No seríamos también unos hipócritas y moralistas al decir «sí arriésgate, lánzate, da el brinco, pero cuida tu vida, no mueras en el intento? ¡Arriésgate, pero no tanto! ¡No sea que te vayas a morir!» Yo ya no entiendo. ¿He estado leyendo «mal» a Nietzsche o será que este colega aún tenía fuerte influencia sobre mí?

Anne Dufourmantelle - Elogio del riesgo
Anne Dufourmantelle (1964 – 2017)

Tomado de Clarín: «La filósofa francesa Anne Dufourmantelle, autora de una veintena de obras, incluyendo ‘Elogio del riesgo‘, murió en 2017, ahogada, cuando intentaba salvar a unos niños en una playa del sur de Francia». No faltaron los presurosos (de preferencia psicoanalistas) que se apresuraron a interpretar el suceso como un «pasaje al acto» o una «evidencia» de su propuesta de elogiar el riesgo.

Para una presentación de estos fragmentos, ver nuestra entrada Pre-textos a Zaratustra o dar click aquí.