Eruditismo del psicoanalismo

17.

Eruditismo del psicoanalismo. «La represión es el “intento de desalojo” de la conciencia de contenidos que resultaron displacenteros y que aún conservarían esa cualidad en el presente. Si esta operación funcionara sin falla, sin “error”, en definitiva, la “salud de los sujetos y de los pueblos” sería mucho más asequible. No obstante, la realidad se impone, dicta su veredicto, y nos muestra, en el síntoma, por ejemplo, cómo ese pasado retorna, vive y tiene efectos en el presente, por lo que el olvido nuca es total. El pasado, en ese retorno, se presenta desplazado y desfigurado, por lo que el recuerdo y la memoria tampoco son totales, o, mejor dicho, fieles a lo “acontecido”. Desde el psicoanálisis sí existe — aunque sin garantías — cómo “cortar” con el peso del pasado, pero este no es el espacio para exponerlo. Lo que queremos señalar con esto es que la vida psíquica, sus procesos y funciones que aquí nos interesan, no están bajo nuestro control. Uno olvida sin querer o recuerda sin motivarlo, recuerda queriendo olvidar o no puede recordar lo que se cree olvidado». Sí, Zaratustra también fue un docto y un nihilista. Sí, nosotros también fuimos sumamente religiosos al grado que todavía recordamos nuestras oraciones.

La voz del intelecto es suave
«La voz del intelecto es suave». Foto del blog de Lara Hernández.

«En primavera, los parques y jardines de Viena, se llenan de flores y aromas, por tanto, pasear por ellos es una delicia y en el de Sigmund Freud  se puede descansar durante todo el día en alguna de las 100 hamacas, de uso gratuito, a disposición de cualquier persona que quiera contemplar la hermosa iglesia cómodamente», tomado de La Iglesia Votiva y el parque Sigmund Freud.

Para una presentación de estos fragmentos, ver nuestra entrada Pre-textos a Zaratustra o dar click aquí.

El más ateo de los hombres

7.

El más ateo de los hombres. No lo encontraste Zaratustra, preguntabas desesperado si alguien era más ateo que tú para entonces poder escuchar su enseñanza, pero nadie respondió. Tú, Zaratustra, preguntando por alguien a quién escuchar. Te decías de orejas pequeñas, Nietzsche, pues las orejas largas son del burro. Nosotros ahora tenemos orejas abiertas, y por todos lados escuchamos ideas envueltas con harapos de religión o ciencia, y nos es imposible creer más en ellas. Y ahora también buscamos al más ateo de los hombres — ¿es posible que exista un ateo más ateo que tú? —, creyendo que tiene algo para enseñarnos. ¿Sería el redentor del redentor? ¿El más ateo de los hombres será el Übermensch? ¿Y qué hay de Dioniso? — El niño es el más ateo de los hombres —. Explota ya: «la íntima felicidad y miseria de los hombres les es deparada efectivamente siempre de acuerdo con su creencia en este o aquel motivo, — ¡no por lo que era realmente el motivo!».

Either all religions are true or all are false

«Todas las religiones son verdaderas o todas son falsas». La imagen la tomamos de aquí, un artículo que se pregunta qué es el ateísmo. No ignoramos que la negación de algo implicaría afirmar su existencia. En el mejor de los casos, quizá lo «adecuado» sería simplemente ignorar dichos temas. Pero esto no parece muy viable debido al grado en que determinan el rumbo y vidas de muchas personas e incluso países.

Para una presentación de estos fragmentos, ver nuestra entrada Pre-textos a Zaratustra o dar click aquí.