El Zaratustra del 19 de mayo de 2017

19.

El Zaratustra del 19 de mayo de 2017. Así habló Zaratustra fue el primer libro de Nietzsche que tuve en mis manos y que hasta la fecha no he podido terminar. No es que continúe su lectura desde hace más de veinte años, sino que, al tener la oportunidad de volver a él, sigo sin poder hacerlo. Recuerdo ese libro de pasta dura y papel desgarrado que servía de portada al libro: Zaratustra en caracteres gruesos y oscuros. Intenté leerlo por aquel entonces y, hasta donde puedo recordar, no habré pasado de las dos primeras páginas, esas donde dice que Zaratustra bajó de las montañas. Hoy en día quisiera encontrar ese libro en casa nuevamente, pero no sé dónde quedó ni tampoco sé quién lo llevó ahí. Dadas las preferencias y actividades en mi familia, poco literarias y menos aún filosóficas, queda como un misterio sin resolver. No avancé a pesar del interés que me despertaba el texto: quién carambas era Zaratustra. No llegué a más en aquel entonces. En esta «nueva» ocasión pude llegar casi a la mitad del texto que me remonta a la pesadez de aquella primera «lectura infantil», como si el tiempo no hubiese pasado por y para ese libro en particular. ¿Por qué me resulta tan pesado y no puedo dejarlo, y por qué vuelvo una y otra vez a él? Actualmente hemos perdido la cuenta del número de lecturas completas que hemos realizado.

Águila y serpiente de Zaratustra
El águila y la serpiente de Zaratustra. [LENA HADES. «Adler und Schlange» (águila y serpiente), 1997. Óleo sobre lienzo, 137 x 177 cm].

Para más imágenes del trabajo de Lena Hades sobre Así habló Zaratustra, dar click aquí.

Para una presentación de estos fragmentos, ver nuestra entrada Pre-textos a Zaratustra o dar click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *